ACAPULCO, Gro., 3 de mayo de 2021.- Tras reunirse con el colectivo de restauranteros Aislados pero Unidos, el candidato del PRI-PRD al gobierno municipal, Ricardo Taja Ramírez, reconoció la caída del sector por la pandemia del Covid 19 y aseguró que rescatará la economía a través del turismo con obras de gran impacto en ese rubro a fin de sacar adelante la actividad turística.

De acuerdo con un boletín, en un encuentro sostenido con propietarios de restaurantes de Acapulco, representados por el empresario Enrique Castro Soto, Ricardo Taja escuchó a cada uno de ellos para saber sus principales preocupaciones y necesidades para beneficio de sus negocios.

Les dijo que será un presidente solidario ya que conoce ese sector del comercio por ser comerciante, sus padres y abuelos también lo fueron y por ello comprendió la situación difícil por la que atraviesan por lo que pugnará por reactivar la economía en ese sector.

Ricardo Taja detalló parte de cada uno de los proyectos que tiene contemplados para reconstruir el Acapulco Tradicional como el arreglo del Mágico Mundo Marino, la realización de un parque ecoturístico en la isla La Roqueta, la modernización de la Condesa, regresar los vuelos internacionales y cruceros marítimos, que regresen los jóvenes springbreakers, así como realización de eventos deportivos, culturales y artísticos.

Enfatizó que buscará inversionistas y créditos blandos para los hoteles que hoy se encuentran abandonados por falta de presupuesto para seguir prestando sus servicios, así como el recorrer personalmente la franja turística para ver las necesidades que les aqueja.

Al hacer uso de la palabra, el restaurantero de la Zona Diamante, Sergio Mejía Vargas, reconoció los buenos proyectos que tiene Ricardo Taja Ramírez y dijo que ve en Taja un buen candidato que tiene pasión y compromiso por Acapulco.

“Es un candidato con propuestas serias y responsables para el sector turístico, veo en él una esperanza para Acapulco, un Ricardo Taja comprometido porque sabe lo que es Acapulco y lo que requiere”. El restaurantero solicitó seguridad para los turistas de aquella zona.

Finalmente, Ricardo Taja firmó compromisos con los microempresarios con quienes se comprometió a contar con licencias de funcionamiento a bajo costo, bajar el 60 por ciento del pago de sus anuncios, sostener reuniones cada dos meses con la CANIRAC y tener una ventanilla única para realizar todos sus trámites y pagos.