CHILPANCINGO, Gro., 16 de noviembre 2017.- El secretario de Educación de Guerrero José Luis González de la Vega Otero insistió que para garantizar la seguridad en escuelas de La Montaña baja y Acapulco, las cuales han sido víctimas de amenazas por el crimen organizado, se coordinan esfuerzos con el Ejército Mexicano y la Policía Estatal.

Durante su comparecencia este miércoles ante diputados por la glosa del segundo Informe de labores de Héctor Astudillo, De la Vega Otero dijo que con los esquemas de rutas de cobertura instalados este lunes por el Grupo de Coordinación Guerrero, 320 escuelas de Chilapa y Zitlala regresaron a clases y se espera que para este viernes 17 de noviembre se reanuden labores en las escuelas de los municipios de Ahuacuotzingo y José Joaquín de Herrera.

El funcionario justificó que pese a la violencia e inseguridad que prevalece en Chilapa, el servicio educativo no se interrumpió “porque los maestros encontraron formas para seguir trabajando con los alumnos”.

Agregó que la Secretaría de Educación continuará con los protocolos en zonas de inseguridad, tanto para maestros, como para alumnos. En el caso de los estudiantes que emigraron a otros municipios como de Chilapa a Chilpancingo, subrayó que habrá seguimiento del tema.

Sobre Acapulco agradeció el apoyo del Ejército para vigilar las escuelas y afirmó que no existen amenazas de inseguridad porque los esquemas establecidos se dan bajo la cobertura planteada.

Por último, adelantó que para septiembre de 2018 se realizará otra etapa de evaluación de desempeño a maestros.