ACAPULCO, Gro., 4 de abril de 2017.- El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Acapulco, Fidel Serrato Valdés exigió a las autoridades a que cumplan con su trabajo y resuelvan el problema de inseguridad, ya que el municipio se ha visto rebasado por la violencia.

En entrevista después de presentar la campaña de Yo No Doy Mordida, Serrato Valdés informó que en lo que va del año, tres empresas afiliadas han sido extorsionadas, de ellas, dos son restaurantes y una de publicidad.

Sobre las declaraciones del fiscal Xavier Olea Peláez al diario español El País, quien dijo que “no tengo la capacidad humanitaria para enfrentar al crimen organizado”, el presidente de la Coparmex sostuvo que “si no pueden con el trabajo, tendría que haber los cambios necesarios”.

Asimismo expresó que México obtuvo el lugar 126 de 176 países en el índice de percepción de la corrupción que elabora Transparencia Internacional, con una calificación de 30 de 100 puntos posibles.

Serrato Valdés puntualizó que “en el sector privado también hay que reconocer que existe (corrupción), los principales motivos por lo que se corrompen son: 43 por ciento agilizar trámites, 32 por ciento obtener licencias y permisos, 31 por ciento impedir abusos de autoridad, 16 por ciento ganar contratos, 11 por ciento participar en licitaciones”.

Por otra parte, la presidenta de los jóvenes empresarios de Coparmex en Acapulco, Ruth Zambrano externó que el mayor índice de corrupción se encuentra en jóvenes de entre 18 y 29 años, con nivel universitario.

La campaña de Yo No Doy Mordida cuenta con tres pilares: el primero destinado a la ciudadanía en general para que no cometan actos de corrupción, el segundo para los servidores públicos, para que no permitan ni fomenten actos de corrupción y el tercero se basa en que cuando algún ciudadano vea un acto de corrupción, lo denuncie por cualquier medio.

“Esta primera etapa va dirigida a los agentes de Tránsito porque el 90 por ciento de ellos, se dice, están implicados, son los segundos después de los partidos políticos. Ahora la situación que viven los empresarios es distinta, estamos tratando de terminar con ella”, concluyó Serrato Valdés.