ACAPULCO, Gro., 5 de julio de 2019.- El director de la escuela primaria Vicente Guerrero, ubicada en la colonia Morelos de este municipio, Marco Antonio Soto Solís rechazó que los maestros Inocencio, de tercer grado, y Marco Antonio, de sexto, golpeen, digan groserías y pongan apodos a alumnos, como denunciaron de manera anónima padres de familia.

En una visita a la Redacción de Quadratín, Soto Solís dijo que dichas acusaciones son artimañas y pretextos para cambiar a los docentes de grupo, sólo porque simplemente los padres no están conformes con que estén al frente. No obstante, matizó que ya atendió a los inconformes.

Recalcó que el único facultado para asignar maestros a grupos es el director, en base a estudios pedagógicos y las normatividades de la Secretaría de Educación Pública (SEP), por lo cual puntualizó que ningún padre de familia tiene esa autorización.

En el caso del maestro Marco Antonio, quien dará clases al grupo de sexto grado el próximo ciclo escolar, defendió que es “uno de los maestros más responsables, más cariñoso” con los alumnos.  

Abundó que los padres inconformes sólo son ocho de sexto e igual número de tercer grado, y que se reunió con ellos este viernes y le expusieron que hace dos años, el profesor Marco Antonio les dio clases a sus hijos en tercer año y no tuvieron buen rendimiento escolar. No obstante, los cuestionó el por qué no habían externado su inconformidad en ese momento.

Del maestro Inocencio, Marco Antonio Soto sostuvo que los padres no tienen ninguna experiencia con el docente, ya que será la primera vez que sus hijos tomarán clases con éste, y consideró que no lo quieren en el grupo sólo por rumores de que no cuenta con el perfil para educar y “chismes de lavadero” de afuera del plantel.  

Asimismo aseguró que los 18 maestros de la primaria están capacitados para atender a cualquiera de los grupos de aproximadamente 30 alumnos cada uno, por lo cual insistió que la denuncia anónima de la madre de familia fue una forma cobarde de actuar en contra de los docentes, pues sostuvo que cuando atendió a los padres, no escuchó quejas de violencia contra sus hijos, sólo del rendimiento.  

Por su parte, el presidente del comité de padres de familia, Víctor Manuel Reynoso Mosso demandó que la madre de familia que hizo la denuncia a reporteros esta mañana, se acerque al comité para que aclare sus acusaciones en contra de los docentes y de los padres pertenecientes del comité.