CHILPANCINGO, Gro., 03 de enero de 2019.- El secretario de Finanzas y Administración Tulio Pérez Calvo, informó que lo que ha retrasado la aprobación del Presupuesto de Egresos estatal es que dos grupos de Morena han dividido los criterios de cómo distribuir el presupuesto, obras y algunas acciones en dependencias.

En entrevista telefónica, aseguró que de parte del gobierno estatal no habido opacidad ni trámites oscuros, pues su prioridad es que los recursos que se incrementaron en el Presupuesto de Egresos de la Federación, sean para las plazas de maestros no absorbidas por esta.

Reconoció que quizá la distribución que pretende hacer Morena es políticamente, aunque dijo que se reservaría alguna opinión.

“Pero en realidad lo que quieren es redireccionar obras y acciones en dependencias donde a ellos les ha solicitado como las Prepas Populares, caminos rurales, Sagadegro, que ante los recortes a nivel federal ellos quieren prever que a nivel local se tengan recursos para atender esa falta que haría en el presupuesto federal y eso también nos desequilibra”, dijo.

Con respecto a la intervención de personas externas al Congreso, como el caso del delegado federal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, dijo que todos son libres de tener una asesoría fuera de las estructuras, pero consideró que no deben tener ni voz ni voto en término de las definiciones del legislativo.

Admitió que les preocupa que el presupuesto no se apruebe antes del 15 de enero pues sí habría desequilibrios al utilizar el presupuesto de 2018 y hasta observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la propia Auditoría General del Estado (AGE), aunque coincidió con el gobernador Héctor Astudillo Flores, que no paralizaría la función del gobierno.