ACAPULCO, Gro., 16 de noviembre de 2018.- La Secretaría de Gobierno rechazó contundentemente que haya una omisión, ante el problema que viven desplazados por la violencia en Leonardo Bravo (Chichihualco), y en cambio subrayó que se actúa con responsabilidad y transparencia.

En un comunicado, luego de la conferencia de comisarios y pobladores de Filo de Caballos, Los Morros y Campo de Aviación, la dependencia informó que los desplazados de las comunidades que arribaron a Chichihualco el 12 de noviembre, contaron de inmediato con el apoyo del gobierno del estado para su seguridad y ayuda humanitaria en alimentación, servicios médicos, ropa, enseres domésticos, letrinas y otros apoyos.

Puntualizó que el gobernador Héctor Astudillo ha permanecido atento y atiende este lamentable problema y que prueba de ello, era la presencia en el albergue de Chichihualco de Norma Yolanda Armenta, delegada de Gobierno de la zona Centro, para organizar los materiales de apoyo a los desplazados y escuchar sus demandas.

Asimismo el Subsecretario de Desarrollo Político de la Secretaría de Gobierno, Martín Maldonado del Moral, se ha reunido en diferentes fechas con los presidentes municipales de Heliodoro Castillo (Tlacotepec) y Leonardo Bravo, con el propósito de acordar el retorno de los desplazados a sus comunidades, en forma ordenada y segura.

Astudillo Flores solicitó la intervención de la 35 Zona Militar, para que una vez alcanzado el acuerdo entre las autoridades de los dos municipios referidos, se pueda realizar el regreso que garantice la integridad de las personas.

Por lo tanto, la Secretaría de Gobierno calificó de falso que el gobierno del estado no atiende el problema y consideró lamentable que recibiendo los materiales de apoyo, contando con la presencia de la delegada de Gobierno y habiendo convenido celebrar acuerdos para el retorno de los desplazados, se desoriente a la opinión pública con información carente de veracidad.

Abundó que el Gobierno del estado ha desplegado fuerzas de seguridad pública para mantener el orden y que se ha exhortado a los alcaldes para que sean parte de las soluciones y no de los conflictos, a efecto de que haya una eficaz coordinación entre los dos órdenes de gobierno.