CIUDAD DE MÉXICO, 13 de febrero de 2020.— Luego de las críticas de activistas y colectivos, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que se dedicarán espacios en Palacio Nacional para abordar las acciones del Gobierno federal ante los feminicidios, como el caso de Ingrid Escamilla.

El domingo pasado, Ingrid fue asesinada de manera atroz por su pareja sentimental en la alcaldía Gustavo A. Madero, y tras el feminicidio fue revictimizada tras la filtración de imágenes de sus restos y publicación en algunos medios.

“Si se cometió un error y si fue más que un error se tiene que castigar, ya no hay impunidad para nadie, no es de que este es mi amigo o compañero”, dijo el Jefe del Ejecutivo, en la conferencia matutina de este jueves.

“Si fue servidor público que sea castigado, si se violó la Ley, si ya presentaron la denuncia lo que hay que exigir es que se lleve a cabo la consignación… Había la costumbre de que filtraba las fotos el mismo gobierno”, agregó.

Manifestó que si hay alguna injerencia por parte de la Secretaría de Gobernación (Segob), a cargo de Olga Sánchez Cordero, deberá atenderse, en relación a las imágenes de la joven asesinada.

López Obrador afirmó que luego de que se “mal entendiera” la propuesta de la Fiscalía General de la República (FGR), sobre modificación de agravantes en los feminicidios, recomendó olvidarlo y dejar todo como está en la materia.

“Por convicción y principios estoy en contra de los feminicidios, es inaceptable, aborrecible, es algo que no se puede permitir y tenemos nosotros que enfrentar con todos los medios, con toda la fuerza y las formas en que tiene el Gobierno para evitarlo y que se castigue de manera severa”, expresó.

Se pronunció en contra de reducir penas o modificar la Ley, y por el contrario, pidió castigar los feminicidios con severidad .

Aquí la nota.