ACAPULCO, Gro., 23 de noviembre de 2020.- Transportistas de distintos sitios de taxis se plantaron sobre el bulevar de las Naciones en rechazo a la llegada de las aplicaciones de taxis Uber, Globy y DiDi al puerto, a las que acusan de ser competencia desleal.

En conferencia de prensa antes de la protesta, los inconformes advirtieron que no permitirán que estos servicios operen en Acapulco e incluso amenazaron con tomar medidas radicales como incendiar vehículos.

Desde las 11 de la mañana, al menos 50 choferes llegaron a las oficinas de la Promotora Turística en la zona Diamante, donde colocaron sus vehículos en doble sentido para exigir una audiencia con el gobernador Héctor Astudillo Flores.

La concentración provoca tráfico vehicular en la zona, ya que la circulación se redujo a un solo carril.

En conferencia, el miembro del sitio de taxistas del centro comercial La Isla, Leopoldo Abaroa, informó que son 10 mil choferes los que se verían afectados con la entrada de estas aplicaciones.

“Si no van a meter mano al transporte, que nos digan y nosotros lo resolvemos. Vamos a quemar esas unidades, si la vemos trabajando en esta zona”, amagó el líder de la Federación de Transportistas del estado de Guerrero (Fetrag), Francisco Morales Emiliano.

Mientras que el dirigente transportista César Olea Santos denunció que el transporte público está saturado, como para que lleguen otras compañías a trabajar en sus plazas. Insistió en que los transportistas están organizados para no permitir que operen Uber, Globy y DiDi.

Tras una junta, los manifestantes acordaron reunirse el martes con el gobernador. Durante el encuentro les adelantaron que el gobierno estatal no ha dado ningún permiso para que entren estas aplicaciones.