ACAPULCO, Gro., 15 de septiembre de 2020.- Con el incremento de hasta una tercera parte en la matrícula de alumnos de nuevo ingreso, cerca de mil aulas virtuales han funcionado para jóvenes estudiantes que cursan alguna carrera en el Instituto Tecnológico de Acapulco (ITA).

La subdirectora académica del Tecnológico Nacional de México, campus Acapulco, Lorena Landa Habana informó que de cuatro mil 788 estudiantes, tan sólo mil 237 son de primer grado o nuevo ingreso, están siendo atendidos por 454 docentes, quienes se encuentran organizados en 987 grupos en línea o aulas virtuales.

En entrevista esta tarde con Quadratín, la académica indicó que el reto es grande dada la política de cero rechazo aplicada por el gobierno federal, y que permite a todas las personas inscritas en dicha institución cursar una carrera.

Explicó que la comunidad tecnológica comenzó de manera virtual el ciclo escolar mediante la plataforma Microsoft Teams, organizados en aulas por capacidades y competencias docentes.

Indicó que son 50 estudiantes quienes no han tenido acceso a las clases por falta de conectividad o por la falta de un equipo de cómputo; todos ellos originarios de municipios distintos al de Acapulco.

“Esos son los factores que hacen que un estudiante no tenga acceso a un aula virtual y lo que hemos hecho, es primero detectarlos y el docente, implementar estrategias de aprendizaje para que tengan acceso, mediante llamadas telefónicas, mensajes de texto pero acercándonos a ellos y otorgando el aprendizaje”, explicó Landa Habana.

“Estamos mejor preparados que cuando comenzó la pandemia en marzo, porque pudimos capacitar a los docentes durante seis semanas para el manejo de estas plataformas”, señaló.

Respecto a los jóvenes que cursan el primer grado, en este ciclo escolar conformaban en otros años hasta 25 grupos, pero este año son 34, quienes suman mil 237 jóvenes.

Mencionó que los alumnos de nuevo ingreso deberán familiarizarse con la plataforma, obtener su correo institucional y mantener contacto con sus profesores.

Ante la expectativa por el avance en el semáforo de riesgo epidemiológico y el inminente regreso a las aulas cuando se alcance el anhelado color verde, dijo que se preparará la infraestructura de la institución, la cual aseguró, es suficiente para albergar a una comunidad de poco más de cinco mil personas que irán ocupando espacios de manera escalonada.

“Estamos organizando un plan de logística en el cual, el regreso sea gradual, ordenado y colocando filtros sanitarios, además de la desinfección constante de espacios y respetando la distancia como lo indican las autoridades sanitarias”.