Iguala, Gro., 17 de febrero del 2021.- A pesar de que Guerrero se encuentra en semáforo rojo, la parroquia de San Francisco realizó el miércoles de ceniza sin respetar al 100 por ciento los protocolos sanitarios.

Durante una visita a la parroquia de San Francisco de Asís en el centro de la ciudad de Iguala, se pudo observar, alrededor de las 13 horas que en el interior de la parroquia en la que se realiza cada año la celebración de la Semana Santa, los feligreses no cumplían con el protocolo de sana distancia en las bancas.

En la entrada principal se observó a personas que esperaban poder ingresar a la parroquia. Un buen porcentaje de asistentes a este ritual religioso en su mayoría eran mujeres y personas mayores.