CHILAPA, GRO., 24 de mayo de 2015.- El gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, se reunió con familiares de las 16 personas presuntamente privadas de su libertad tras la irrupción de civiles armados, durante la semana pasada, en Chilapa.

 

El mandatario estatal escuchó las exigencias de los afectados, quienes le reclamaron que no actuó para evitar que se llevaran a sus familiares y porque no pudo negociar con los presuntos comisarios que los liberaran antes de retirarse.

 

También reprocharon al alcalde de ese municipio, Francisco Javier García, que durante su gobierno los índices de personas desaparecidas y las balaceras en la ciudad han aumentado considerablemente.

 

A dicha reunión también asistieron el fiscal general del Estado, Miguel Ángel Godinez Muñoz; el secretario General de Gobierno, David Cienfuegos Salgado, y el secretario de Seguridad Pública estatal, Pedro Almazán Cervantes.