CHILPANCINGO, Gro., 06 de julio de 2019.- El gobernador de Guerrero Héctor Astudillo Flores dijo que no está satisfecho con el programa de fertilizante y exhortó al gobierno federal a que no se cierre y se haga el esfuerzo por terminar la entrega a los auténticos productores, pues se estima que son “70 mil los que hacen falta”, aun cuando la fecha límite se venció este martes.

En conferencia de prensa acompañado por el secretario de Agricultura estatal, Juan José Castro Justo, el gobernador indicó que a la fecha “nunca se ha dio a conocer el padrón de beneficiarios” ni quiénes de los 400 mil solicitantes cumplieron o no con los requisitos.

Consideró que el hecho de haber dotado con vales canjeable por fertilizante complicó más la operación y generó inquietud e incertidumbre entre los productores y además deterioró la comunicación y coordinación interinstitucional.

El gobernador consideró que la indefinición del padrón se prestó a diversas interpretaciones, entre ellas la manipulación política de los Servidores de la Nación, quienes han sido señalados por presidentes municipales y campesinos de actuar con fines políticos y partidistas.

Acusó que la situación se agravó por la disminución del personal de la Sader y la usencia del responsable de Segalmex y la coordinación nacional del programa pues han operado desde Ciudad de México, y acusó al responsable, Jorge Gage Francois de no haber visitado Guerrero en los últimos 20 días además de citar en Ciudad de México a quienes reclaman el insumo.

Otros de los incumplimientos señalados por el mandatario, fue el hecho de priorizar las regiones Tierra Caliente, Centro y Montaña como lo anunció el titular de la Sader, Víctor Manuel Villalobos Arámbula, y dijo que los productores han manifestado su inquietud por haberse incorporado en los paquetes, la semilla de maíz mejorada sin estar totalmente certificada.

Astudillo Flores informó en la conferencia de prensa que por la inconformidad de los productores se han registrado 130 protestas en las siete regiones del estado, principalmente en las regiones Montaña, Costa Chica y Centro, y dio conocer que un número importante de campesinos prefirieron no insistir en su reclamo o decidieron no sembrar.

“Las cifras comparativas entre 2018 y 2019 son, en superficie, se ha atendido el 84 por ciento, en términos de volumen el 56 por ciento y en número de productores el 69 por ciento. Ante estas cifras, existe preocupación porque son significativamente menores al volumen de fertilizante, el número de hectáreas y de productores a los que se atendieron en años anteriores”, precisó.

El gobernador indicó que se ha incumplido la instrucción del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en el sentido de que el fertilizante gratuito era para todos los productores; dijo que en Guerrero no hubo grupos o personas que se opusieran al programa y por el contrario hubo absoluta disposición de ayudar.

Invitó a que se revise escrupulosa, objetiva y transparentemente el desempeño del Programa de Fertilizante y demandó que se evalúe la posible afectación a la producción de granos básicos para plantear desde ahora un programa alimentario emergente.

Reiteró que el programa de fertilizante gratuito no era un asunto de partidos políticos y lamentó que la injerencia de los Servidores de la Nación haya ocasionado que la inscripción para la entrega del fertilizante se haya hecho a su impulso.

Astudillo Flores consideró urgente que el gobierno federal atienda al campo guerrerense y que lleguen los apoyos también a los cafeticultores, copreros, mangueros, así como a los pescadores y ganaderos.

“Concluyo expresando que la intención del ciudadano presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, en torno a la operación del programa de fertilizante gratuito, ha sido bien intencionada socialmente, lamentablemente quienes operaron las acciones mostraron insensibilidad, ausencia de planeación y falta de compromiso con los guerrerenses más necesitados”, dijo.