ACAPULCO, Gro., 10 de junio de 2019.- Padres de familia y alumnos de diferentes escuelas del nivel medio superior del puerto, protestaron en la sucursal Banco Azteca, que está al interior de la tienda Elektra de la avenida Cuauhtémoc, debido a que no les quisieron pagar las Becas para el BienestarBenito Juárez que promueve el gobierno federal, bajo la justificación de que requieren otra ficha actualizada.

Unos 200 afectados afirmaron que desde el pasado viernes comenzaron a dar los pagos bimestrales del gobierno federal. Este lunes, desde las 9 de la mañana hicieron largas filas para empezar a cobrar en esta sucursal, sin embargo en un primer momento les dijeron que esto sería después de las 2 de la tarde, después que necesitaban un nuevo formato actualizado y al final les mencionaron que ya no tenían dinero porque la empresa que traslada el recurso no lo llevó completo.

“Estos formatos están mal, nos presentaron una copia de Chiapas, pero es el mismo, sólo cambian las fechas, porque aquí tenemos las fechas, allá sólo los días de pago; el gobierno federal nunca nos mandó otro formato, al contrario, nos dijeron que con ese siempre íbamos a cobrar los bimestres”, detalló una madre de familia y mencionó que fueron muy pocos quienes pudieron cobrar dicho beneficio con el mismo formato.

Otra de las inconformidades de los padres de familia es que los mismos trabajadores les indicaron que abrieran una cuenta de ahorro con 50 pesos en Banco Azteca y con ello, de inmediato se verían reflejados los dos pagos bimestrales, siendo tres mil 200 pesos por ambos pagos.

“Es algo incongruente, el gobierno federal dice que no debe de haber favoritismos y ahora todos somos iguales, pero nos están pidiendo 50 pesos por cuenta, cuánto dinero no van a obtener por todos los estudiantes, no se vale”, afirmó otra madre de familia.

Debido al horario de cierre de la sucursal que es a las 9 de la noche, los beneficiarios fueron encerrados en espera de una respuesta de su pago; los trabajadores se salieron y bajaron sus cortinas, mientras que las cajas fueron cerradas sin darles un aviso o una explicación, lo cual ha causado molestia entre los afectados.

También denunciaron que los mismos trabajadores de Banco Azteca y Elektra les han tomado fotografías como parte de su inconformidad, además que los amenazaron que vendrían policías a retirarlos.

Posteriormente, llegaron marinos, militares y policías estatales, quienes se mantienen en la entrada de la tienda dialogando con los trabajadores.