MORELIA, Mich., 24 de marzo de 2019.- El arzobispo de Morelia, Carlos Garfias, reconoció que hay tres casos de sacerdotes que han cometido abusos sexuales en contra de menores en Michoacán, los cuales fueron suspendidos del ministerio.

Luego de haber negado sistemáticamente la existencia de sacerdotes pederastas en la entidad, en rueda de prensa dio a conocer esos tres casos que están en proceso al interior de la Iglesia Católica, pero dijo desconocer su estatus ante las autoridades civiles.

Explicó que cuando hay una denuncia, el sacerdote identificado de haber cometido un delito contra un menor automáticamente queda suspendido y deja de ejercer el ministerio y se procede tanto en el tribunal eclesiástico como en el tribunal civil.

La nota en Quadratín Michoacán.