CIUDAD DE MÉXICO, 18 de marzo  de 2019.- El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que fue padrino de bautizo de la hija del empresario Miguel Rincón Arredondo y señaló que esto no tiene nada que ver con sus funciones como jefe del Ejecutivo.

Durante su conferencia matutina de este lunes, López Obrador argumentó que aceptó ser padrino de la niña porque fue una ocasión especial, y subrayó que también cuenta con una vida normal.

“Sí, fui padrino de la hija de Miguel y Sandy, lo hice porque llevo una vida normal y desde hace un tiempo no aceptaba ser compadre ni participar en ceremonias de bautizo, ni asistía a este tipo de actos”, expresó.

Agregó que Rincón Arredondo fue de los empresarios que lo apoyó en campaña, razón por la cual aceptó ser su compadre, pero afirmó que el que haya participado en esta ceremonia no tiene nada que ver cómo su desempeño como Mandatario de México.

Sigue la nota aquí.