MORELIA, Mich., 18 de septiembre de 2016.- El gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo reconoció que Michoacán vive una calma frágil que exige la aplicación de todas las capacidades del estado para garantizar la seguridad y bienestar de los michoacanos.

Al emitir su Primer Informe de labores, el mandatario michoacano recordó que se recibió un estado en el que gobiernos anteriores cayeron en la omisión y oclusión con el crimen organizado, incluso en las altas esferas, lo que ensució la imagen de Michoacán y lo estableció como un estado corrupto e inepto.

Acompañado por 12 gobernadores, enviados del gobierno federal, alcaldes y representantes de los poderes legislativo y judicial, Aureoles Conejo destacó que las cifras emitidas por el secretaria general de seguridad, dan muestra de los logros alcanzados en el combate al secuestro y a la extorsión en el que Michoacán ha logrado reducir sus indicadores de manera significativa frente a la posición número tres que proyectaba hace algunos años como uno de los estados más inseguros.

La nota en Quadratín Michoacán.