ACAPULCO, Gro., 15 de diciembre de 2019.- El arzobispo del puerto, Leopoldo González González expresó mensajes de aliento, solidaridad y de ayuda a las personas desplazadas por la violencia.

“En Jesús, Dios también abraza al ser humano que sufre la opresión de quien no conoce en el otro ni un prójimo, ni un hermano y provoca sufrimiento y muerte. De recién nacido, el rey Herodes buscó matarlo y su familia, como muchas también ahora, tuvo que huir a otra parte. Reciban este abrazo de Dios, todos ustedes que sufren porque les extorsionan, les cobran piso, les han desaparecido o asesinado un ser querido”, expuso.

Durante la lectura del mensaje de Navidad y el comunicado en la Casa Diocesana esta tarde, Leopoldo González añadió que la polarización en la familia es fuente de gran dolor y grandes preocupaciones.

Agregó que “esta realidad, frecuente en las familias, es también uno de los males graves en nuestra sociedad”.

En su comunicado, pidió a viajeros y turistas ser prudentes en el viaje por carretera, ser responsables ante la cercanía de las vacaciones, pues advirtió que los accidentes de tráfico son un mal muy grande en la actualidad.