ACAPULCO, Gro., 9 de octubre de 2018.- Con la bandera izada a media asta y la colocación de una corona de flores en la Plaza de la Esperanza 9 de Octubre, ubicada en la avenida Cuauhtémoc del puerto, la alcaldesa Adela Román Ocampo, autoridades municipales y corporaciones de seguridad conmemoraron los 21 años del huracán Paulina.

A las 7:00 de la mañana y tras cerrar el sentido Caleta-Base de la avenida Costera, la alcaldesa, militares y marinos izaron la bandera de México a media asta y guardaron un minuto de silencio para recordar a las víctimas del fenómeno meteorológico.

En su mensaje, Adela Román indicó que el huracán Paulina ha sido de los más devastadores de los que se tiene memoria y afirmó que aún le duele a la sociedad acapulqueña por la enorme cantidad de víctimas que ocasionó. Señaló también que la inversión posterior para la recuperación ha sido de las más cuantiosas de los últimos tiempos.

“Recordar estos hechos debe de ser parte de un ejercicio del aprendizaje de esa amarga experiencia, actos como este nos obligan a tener siempre presente que Acapulco se encuentra en una zona altamente vulnerable, tal vez la de mayor riesgo del país y del mundo por su sismicidad y exposición a huracanes y tormentas que se ubican en la más altas intensidades y categorías”, explicó.

La presidenta municipal hizo un llamado a los ciudadanos a integrarse a las brigadas de Protección Civil que se formarán en barrios, colonias y comunidades de Acapulco para “estar siempre prevenidos y preparados ante cualquier eventualidad de alto riesgo de fenómenos climatológicos, sísmicos que pudieran presentarse”. Además reconoció la labor del Ejército y la Marina en zonas de desastre.

La ceremonia en el Asta Bandera, de la que no hubo previo aviso, ocasionó caos vial en la avenida Costera, pues el cierre se dio en pleno horario de entrada de escuelas.

Después de este acto, la edil caminó hacia la Plaza de la Esperanza, donde colocó junto a las demás autoridades un arreglo floral y montó guardia de honor.