CIUDAD DE MÉXICO, 8 de julio de 2020. — El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que “estamos unidos” pese a los agravios del pasado, al emitir un mensaje en conjunto con su homólogo de Estados Unidos Donald Trump, donde resaltaron las ventajas del T-MEC.

El Mandatario estadounidense fue el primero en tomar la palabra en el Jardín de las rosas de la Casa Blanca, donde reconoció que el Tratado de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), es el acuerdo comercial más grande, que incluso, supera al que se firmó con China.

“Estamos muy agradecidos que haya elegido para su primera visita desde que tomó posesión de la Presidencia, a la Casa Blanca”, mencionó Trump.

Dijo que la relación entre México y Estados Unidos “nunca había sido tan cercana”, y resaltó “somos amigos muy valorados”.

“Valoramos la dignidad de nuestras dos naciones, el presidente Andrés Manuel López Obrador, y yo hemos fortalecido los lazos desde su victoria hace dos años y que Ivanka celebró en la toma de posesión, donde juró combatir la corrupción”, apuntó Trump.

El Primer Mandatario de Estados Unidos expresó su agradecimiento por honrar al Presidente Abraham Lincoln y a Benito Juárez.

“Hay grandes empresarios y empresarias que forman un porcentaje importante de nuestras industrias, como usted, son negociadores arduos, es por eso señor Presidente Lóepz Obraodr es que hemos atendido nuestros aspectos más difíciles que no fueron resueltos por muchos años, debieron haber sido resueltos mucho antes de que yo llegara aquí”, mencionó.

Indicó que habló con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, sobre el T-MEC, “que es el acuerdo comercial más importante y jamás logrado por cualquier país”.

Por su parte, el Presidente de México, reconoció que la región se verá beneficiada con las exportaciones.

“Mantenemos un déficit de  millones de dólares, lo cual se traduce en fuga de divisas, menores oportunidades para las empresas y pérdida de fuentes de empleo, el nuevo Tratado busca precisamente revertir este desequilibrio mediante una mayo integración de nuestras economías y mejoras en las cadenas productivas”, indicó.

López Obrador refirió que en las últimas cinco décadas, la región se vió afectada económicamente, lo que permitirá mejorar las condiciones comerciales, activando la cadena productiva con menores costos de transporte y proveedores confiables para las empresas.

“No se trata de cerrarnos al mundo, sino de aprovechar todas las ventajas que nos brinda la vecindad, así como la aplicación de una buena política de desarrollo”, dijo.

Reconoció que se pueden atraer inversiones a Norteamérica, siempre y cuando se respeten los derechos laborales de los trabajadores.

“Este acuerdo significa la integración de los tres países, aportamos capacidad productiva, mercados, tecnología, experiencia, mano de obra calificada, y terminamos complementándonos, por ejemplo México tiene algo sumamente valioso para hacer efectiva y potenciar la economía, por su joven creativa y  responsable fuerza laboral”, comentó.

Enfatizó que con el T-MEC y respeto a las soberanías se opta por “marchar juntos hacia el porvenir, y privilegiar al entendimiento y hacer a un lado las diferencias o resolverlas con diálogos”.

Recordó que “hay agravios que todavía no se olvidan”, pero se han logrado establecer una relación de respeto en el transcurso de la historia, como la ayuda que ofreció México con los braseros.

“Hemos recibido de usted comprensión y respeto, algunos pensaban que nuestras diferencias habrían de llevarnos al enfrentamiento, afortunadamente ese pronóstico no se cumplió”, señaló.

Sigue la nota aquí.