CHILPANCINGO, Gro. 20 de diciembre de 2014.- Desde el primer minuto de este viernes 19 de diciembre y hasta las 24:00 horas del 6 de enero de 2015, la Policía Federal refuerza la seguridad en los más de 49 mil kilómetros de la red de carreteras federales y en aeropuertos, fronteras, puertos marítimos, centros turísticos y centrales de autobuses para garantizar la seguridad y disminuir los índices delictivos y de siniestralidad.

 

Según publica Excélsior, para este operativo se asignaron a 7 mil efectivos, apoyados por más de 3 mil vehículos, para salvaguardar la integridad y los bienes de las personas, mediante acciones y operativos de seguridad, inspección, vigilancia y auxilio.

 

En coordinación con el Instituto Nacional de Migración, Ángeles Verdes (de la Secretaría de Turismo) y autoridades locales, se vigilan 23 corredores que abarcan 16 mil 370 kilómetros de vías federales, en los cuales la ciudadanía podrá encontrar 51 paraderos provistos de servicios como alimentos, sanitarios, combustible, iluminación, señal celular y estacionamiento temporal.

 

Se mantuvieron los operativos institucionales Cinturón, cuyo propósito es garantizar el uso del cinturón de seguridad por parte de conductores y pasajeros; Carrusel, destinado a fomentar el respeto a los límites de velocidad, y Radar, el cual permite detectar vehículos que rebasen los límites de velocidad permitidos.

 

Se refuerzan los dispositivos Telurio, para los pasajeros que viajan a bordo de autobuses; Caballero del Camino, de orientación vial, asistencia médica y ayuda a los usuarios de la red carretera, y Viajero Seguro, consistente en revisiones aleatorias en centrales camioneras, entre otros.

 

El programa Paisano tiene como uno de sus principales objetivos asegurar un trato digno y conforme a derecho para quienes ingresan o salen del país por carreteras y terminales aeroportuarias, así como en centros turísticos, y Medicina Preventiva en el Transporte (30 D), que consiste en revisar el estado físico de los conductores y de los vehículos en general.

 

Leer más en Excélsior