ACAPULCO, Gro. 12 de diciembre de 2014.- En el puerto de Acapulco, considerado el cuarto destino turístico a escala nacional, el municipio más poblado de Guerrero y un verdadero destino de mirreyes por décadas, se tienen contabilizados 505 homicidios en lo que va del año… cuando a nivel estatal se produjeron mil 325 asesinatos.

 

De acuerdo con cifras de la Fiscalía de Guerrero y justo como reporta Milenio, en las 590 colonias de Acapulco se concentra el mayor número de los delitos de los 81 municipios del estado, sin mencionar el contraste entre la marginación de sus colonias populares como Renacimiento, Emiliano Zapata y El Coloso contra la suntuosidad de los desarrollos inmobiliarios que crecen en Punta Diamante.

 

Desde el pasado 4 de diciembre, cerca de mil 100 elementos de la Gendarmería fueron desplegados al puerto de Acapulco con dos objetivos: recuperar la seguridad y garantizar el turismo durante la época decembrina.

 

El director de la policía municipal de Acapulco, el general Marcos Esteban Juárez Escalera, sostuvo que la presencia de las fuerzas federales ayudará a labores de proximidad social en la zona turística, desde apoyo de sus elementos para agilizar el tráfico, hasta la seguridad en las zonas turísticas durante el día y la noche, en las colonias con alta incidencia delictiva.

 

En Acapulco, dijo, “hay un problema de percepción, pero con la ausencia de la policía municipal no se ha disparado el crimen, porque hemos tenido apoyo del Ejército, la Marina y la Policía Federal y eso ha ayudado a mantener la tranquilidad”. Y es que la crisis de inseguridad se agudizó con la ausencia de la policía municipal en paro desde mayo pasado. De los mil 500 elementos, poco menos de 250 acreditaron exámenes de control de confianza como parte del convenio de mando único firmado en la entidad.

 

Eso sí, 2014 no ha sido el año más violento para Guerrero. En 2011 se registraron mil 950 homicidios dolosos, con un promedio de 184 al mes. De ellos, 609 fueron por arma de fuego y 341 por “muerte desconocida o sospechosa”. Además, siete decapitados, seis quemados, 46 asfixiados, cuatro por lapidación y 72 por arma blanca.

 

Leer más en Milenio