CHILPANCINGO, Gro., 11 de febrero de 2014.- La Comisión de Defensa de Derechos Humanos (Coddehum) registró al menos 150 personas desplazadas por la delincuencia organizada, en la sierra de Guerrero.

El titular de la Coddehum, Ramón Navarrete Magdaleno detalló que, en la zona serrana de Guerrero, la violencia e inseguridad provocada por el crimen organizado desplazó a una comunidad completa.

El funcionario se negó a informar el nombre del poblado y el lugar en el que se refugian los desplazados, bajo el argumento de que existe “riesgo inminente” para los habitantes, que aún sufren las amenazas de la delincuencia.

Explicó: “La información se maneja con mucha discreción porque los pone en riesgo inminente, se trata de un grupo de al menos 150 personas en el área de la Sierra”.

Navarrete Magdaleno puntualizó que, a principios de año, existían tres poblados desplazados por la delincuencia organizada: Tecpan de Galeana, en la Costa Grande; Apaxtla de Castrejón, en la región Norte y una comunidad pequeña de la sierra guerrerense.

Indicó que en el caso de Tecpan de Galeana, hace 20 días los pobladores desplazados regresaron a su comunidad.

“Dimos por terminadas las medidas cautelares porque ya había condiciones de volver a su vida cotidiana, a sus casas, a sus trabajos. El Estado les proporcionó seguridad y sustento mientras estuvieron fuera de sus comunidades”, dijo.

El titular de la Coddehum explicó que se mantiene la vigilancia en los poblados para evitar que se repitan los hechos que obligaron al desplazamiento de las familias; también se reconstruyen las viviendas destruidas por la delincuencia, iniciaron proyectos productivos, programas sociales y seguimiento psicológico para la población.

En el caso de Apaxtla de Castrejón y los desplazados de la Sierra, lamentó que aún no existen condiciones para que regresen a sus poblados de origen.