ACAPULCO, Gro., 27 de junio de 2015.- Luego de una reunión del Grupo de Coordinación Guerrero, se propuso una redistribución de la presencia policial en Acapulco, tras la conclusión del operativo para las elecciones en el estado.

De acuerdo a un comunicado, se acordó que la policía municipal de Acapulco se reintegrará vigilando la periferia de la ciudad, mientras que la Gendarmería Nacional y la Fuerza Estatal lo harán en las zonas críticas.

El secretario general de Gobierno, David Cienfuegos Salgado, dijo que uno de los propósitos de esta estrategia, es brindar mayor seguridad a los ciudadanos, combatiendo en particular los delitos de homicidio, secuestro y robo de automóviles.