CHILPANCINGO, Gro., 7 de mayo de 2020.- La directora municipal de Atención a la Mujer, Marisol Cuevas Serrano renunció al cargo, al que llegó desde que inició el gobierno que encabeza el alcalde perredista Antonio Gaspar Beltrán.

A través de sus redes sociales, Cuevas Serrano hizo pública su renuncia, y dijo que se debe a que ha sido víctima de violencia y expuso que no existen condiciones para desempeñarse en su área.

“El día de Hoy jueves 7 de mayo de 2020 se hace efectivo mi escrito de renuncia de fecha indefinida al cargo de Directora Municipal de Atención a la Mujer, que me hicieron firmar el mismo día de mi ingreso al Ayuntamiento de Chilpancingo y únicamente le agregaria a dicho escrito, que mi renuncia obedece a que no existen condiciones propicias para desempeñar las funciones inherentes al cargo, ya que sufro violencia reiterada al interior de la administración pública municipal de Chilpancingo, y no “por tener que atender asuntos personales”, como dice la redacción original”, publicó.

En el texto, Marisol Cuevas no precisó qué tipo de violencia sufrió en la administración municipal, ni tampoco de quién venía. Sólo agregó que “sería incongruente dar atención a mujeres víctimas de violencia o que han sufrido violaciones a sus derechos humanos y no poner un alto a los agravios que vive mi persona”.

Por último, agradeció a quienes les brindaron su apoyo y confianza.