CHILPANCINGO, Gro., 30 de noviembre de 2013.- La contaminación por aguas residuales que recibe el río Huacapa, luego de que la contingencia ambiental destruyó prácticamente todo el sistema de colectores marginales, no es grave ya que los 750 litros por segundo que se vierten no contienen químicos o metales pesados, sólo coliformes fecales, señaló el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales del estado, Tulio Estrada Apátiga.

El funcionario señaló que se presenta esta problemática porque desde antes del paso de la tormenta Manuel, la planta tratadora de aguas residuales que la administración estatal anterior construyó está inoperable, debido a que también resultó muy afectada con las lluvias y necesita equipamiento y mantenimiento, pero el ayuntamiento, responsable de ese rubro, no cuenta con presupuesto para ello.

Estrada Apátiga destacó que el afluente, que atraviesa buena parte de la ciudad, es constantemente monitoreado por personal de la SEMAREN y agregó que aquí afortunadamente no se reproduce la problemática con los desechos tóxicos, como sí sucede donde hay parques industriales.

Por otra parte, la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Guerrero (CAPASEG)  confirmó que se gestionaron diez millones de pesos ante el Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) para rehabilitar integralmente la planta tratadora y con ello no sólo resolver el problema de la contaminación del Huacapa, sino también del río Azul, que pasa por varios municipios de la región central del estado.

Detalló la dependencia que la rehabilitación de la planta será prácticamente integral, pues se repondrá todo el sistema de válvulas, la tubería del sistema de aireación, luminarias, cercado perimetral, así como la reconstrucción del área de maniobras y la zona de estacionamiento, que quedaron destruidas con la crecida del río.