COCULA, Gro. 21 de diciembre de 2014.- Excélsior reporta que el presidente municipal de Cocula, César Miguel Peñaloza Santana, acudió esta semana (y por segunda ocasión) a declarar ante la Procuraduría General de la República (PGR) sobre una presunta participación en el levantamiento de 43 normalistas el pasado mes de septiembre, “sin embargo, fuentes policiacas confirmaron que nunca llegó y su esposa (Lizbeth Alarcón Ramírez) reportó 24 horas después que no había llegado a su casa”.

 

De acuerdo con fuentes del ayuntamiento consultadas por Excélsior, fue el pasado viernes 19 de diciembre cuando el alcalde de extracción priísta se trasladó a la Ciudad de México para asistir a las oficinas de la PGR a declarar, “lo que incluso le impidió estar en el convivio de fin de año con los trabajadores del Ayuntamiento de Cocula”, esgrime Excélsior en su versión digital.

 

Asimismo, el medio propiedad de Grupo Imagen Multimedia reporta que este sábado, alrededor de las 13:00 horas, “la primera dama del muncipio, Lizbeth Alarcón Rodríguez, reportó al C-4 que su esposo acudió a la PGR a declarar, pero que no había regresado, por lo que teme por su seguridad y por ello realizó el reporte, ya que en su celular no responde”.

 

A modo de brevario, fue el pasado 13 de octubre que Peñaloza Santana asistió por primera ocasión a las oficinas de la PGR, así como a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), donde contestó el interrogatorio de los representantes de estas corporaciones sobre su presunta responsabilidad en el caso Ayotzinapa.

 

En esa ocasión, Peñaloza Santana comentó que desconocía participación alguna de sus elementos en el ataque a los estudiantes normalistas el 26 y 27 de septiembre, no obstante, la PGR ha detenido a 14 policías municipales, incluyendo el director de Seguridad Pública, Salvador Bravo Barcenas, por nexos con la delincuencia organizada.

 

Leer más en Excélsior