ACAPULCO, Gro., 15 de julio de 2020.- Un equipo de científicos documenta una posible infección de Covid 19 de una madre joven a su bebé a través de la placenta.

De acuerdo con López Dóriga Digital, los resultados se publicaron en un artículo en la revista Nature Communications, firmado por investigadores del hospital Antoine Béclère de Clamart, Francia. No obstante, subrayaron que son necesarios más estudios para confirmarlos.

Los investigadores, liderados por Daniele De Luca, señalan que estudios anteriores habían sugerido que puede producirse una transmisión perinatal del SARS-CoV-2, pero aún no está claro si ocurre a través de la placenta, por vía cervical o como resultado de una exposición ambiental.

En el artículo, los médicos científicos sugieren que la transmisión transplacentaria puede ser posible.

Describen que una mujer embarazada de 23 años fue admitida en el hospital con fiebre y tos severa, y tras ser sometida a pruebas se confirmó la presencia de genes relacionados con el SARS-CoV-2, y que se infectó en el último trimestre de embarazo.

Añaden que una hora después del parto por cesárea, se le hicieron pruebas al bebé, y de nuevo tres y 18 días después, y todas dieron positivo en los mismos genes que la madre relacionados con el coronavirus; la sangre del recién nacido y el lavado broncoalveolar también fueron positivos.

Los investigadores además observaron que el bebé presentaba síntomas neurológicos asociados con la infección, similares a los reportados en pacientes adultos.

Indican que tanto la madre como el niño se recuperaron de la infección y posteriormente fueron dados de alta del hospital.

De Luca y su equipo también midieron cargas virales más altas en la placenta que en el líquido amniótico y la sangre materna, lo que sugiere que el SARS-CoV-2 podría replicarse activamente en las células de la placenta y causar viremia neonatal.

Esto es coherente con los niveles de inflamación observados en un examen histológico de la placenta, apuntan los autores.

Al confirmar la presencia del SARS-CoV-2 en el tejido de la placenta y en la sangre materna y neonatal, los científicos llegan a la conclusión de que la transmisión de la madre al bebé se produjo muy probablemente a través de la placenta.

No obstante, aseveran que se necesitarán más investigaciones para confirmar estos resultados.