CHILPANCINGO, Gro., 30 de julio de 2018.- La primera y única diputada de Morena en el Congreso del Estado, María de Jesús Cisneros Martínez reprochó la falta de apoyo que tuvo de la dirigencia estatal ante la “abrumadora mayoría” que enfrentó del resto de los partidos que se aliaron y se dijo satisfecha porque a pesar de ello no le falló al pueblo, quien fue el que calificó en la elección del 1 de julio.

“La lucha no ha sido en vano, ahora sin soberbia y con congruencia puedo sentirme tranquila del papel desempeñado, porque no le fallé al pueblo ni realicé actos de deshonestidad que avergonzar a mi partido, a pesar de que de los dirigentes estatales jamás recibí mínimo respaldo aún en los momentos en que fui atacada por quienes no comparten ideales y principios”, expresó.

En lo que dijo ser su última participación de la 61 Legislatura, indicó que tras la evaluación del pueblo, tiene que haber reconciliación en todo el país para sacarlo adelante, cada quien con el cumplimiento de sus posibilidades, y afirmó que quienes ahora serán mayoría en el Congreso, no serán más de lo mismo.

“Quienes hemos sido minoría y ahora seremos mayoría no debemos actuar con soberbia, no vamos a tratar arbitrariamente a los arbitrarios porque el pueblo nos está observando y no somos más de lo mismo, vamos a ser distintos pero sin entreguismos”, detalló.

También criticó al gobernador Héctor Astudillo Flores, de quien dijo, no quiere entender el escenario político que comenzó el 1 de julio, el cual no le resta atribuciones.