CIUDAD DE MÉXICO, 19 de octubre de 2020. — El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no comparte la denuncia que interpuso su hermano Pío, por el videoescándalo donde se le ve recibir dinero del ex funcionario federal David León Romero.

Este domingo trascendió que Pío López Obrador presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR) una denuncia penal contra quien resulte responsable por la difusión de esas imágenes e incluso exigió aplicar un castigo de 12 años de cárcel.

“No estoy de acuerdo con él, no debe pedirse un castigo así para nadie, y más si es mi hermano, porque eso lo utilizan mis adversarios en contra de mi persona y el gobierno que represento”, respondió el Jefe del Ejecutivo a pregunta expresa de una periodista, la mañana de este lunes en la conferencia del Palacio Nacional.

“Nada más decirles que yo deslindo lo público de lo familiar, de lo que tiene que ver con las funciones públicas no tengo hermanos, son asuntos particulares en este caso, y que no se preocupe Loret de Mola, si no le hicieron nada cuando llevó a cabo el montaje que le ordenó García Luna ni modo que nosotros actuemos como García Luna, no somos iguales”, apuntó.

El Primer Mandatario reiteró que no comparte la forma en que piensa su hermano Pío, y que ese señalamiento abona para los ataques de sus adversarios políticos.

“No estoy de acuerdo y no se va a hostigar a perseguir a nadie, están muy molestos los de la prensa vendida y alquilada de otros tiempos, la prensa conservadora pero no vamos a violar el derecho a la libre manifestación de las ideas, a la libre expresión, no vamos a tocar a Loret de Mola ni con el pétalo de una rosa, eso es un asunto de ellos pero yo no tengo nada que ver, y en vez de ayudarme esa denuncia de mi hermano me prejudica, o nos afecta, relativamente”, dijo.

Sigue la nota aquí.