CIUDAD DE MÉXICO, 16 de octubre, 2019.- El Gobierno de México aseguró una vez más que no se quedará en la impunidad el saqueo de Petróleos Mexicanos (Pemex) y se responderá garantizando justicia en los procesos legales existentes.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, explicó que la demanda en un Tribunal Internacional en Canadá sobre presuntos actos de corrupción de altos funcionarios de la administración de su antecesor, Enrique Peña Nieto, en Pemex, es investigada y se responderá como compete.

“Fue de las instituciones más saqueadas con la excusa de la política neoliberal, porque se atentó a la privatización en Pemex y en la política económica impuesta desde el extranjero”, aseguró.

Y reiteró que las Reformas Estructurales de Peña Nieto fueron una agenda impuesta por otros países, y el aval de grandes medios de comunicación que respaldaron esa administración.

“Nunca de dieron cuenta de que se estaba saqueando a México… ante los hechos desastrosos y el fracaso de la política neoliberal se empiezan a dar a conocer los casos de corrupción”, apuntó.

Aseveró que con la publicación de los audios sobre corrupción en Pemex, ha tomado vuelo la información, sin embargo la denuncia es desde julio de 2018.

“Oro Negro tiene la demanda en contra de Pemex y estamos respondiendo a esa demanda, con toda claridad, son iguales demandantes y demandados porque los dueños de esta empresa provienen del gobierno”, dijo.

“El director de esta empresa es hijo del que fue secretario de Hacienda del presidente (Vicente) Fox y si ven los antecedentes se verá qué fue lo que hizo este secretario de Hacienda”, agregó, sin entrar en más detalles.

López Obrador precisó que la Fiscalía General de la República (FGR) está integrando las investigaciones del caso, y que responderán conforme a derecho con las denuncias que ya existen.

“El gobierno nuestro no va a permitir la corrupción, no estamos continuando con la política de saqueo y no se va a permitir que nadie  lucre con la Hacienda pública”, comentó.

La nota aquí.