ACAPULCO, Gro., 30 de junio de 2015.- Fueron retirados de las calles los elementos de la policía municipal que aparecieron nombrados en una manta que apareció la semana pasada en el puerto de Acapulco, en la que se les acusaba de ser parte de la delincuencia organizada.

De acuerdo a lo señalado por el secretario de Seguridad en el municipio, Marcos Esteban Juárez Escalera, dijo que faltan por liquidar 700 elementos de seguridad que no pasaron el examen de confianza.

El gobernador del Estado Rogelio Ortega Martínez informó que muchos de los elementos policiacos se encuentran ligados al crimen organizado y desde que salieron a la calle, después del paro de aproximadamente un año, se recrudeció la delincuencia en el puerto de Acapulco, por lo que pidió fueran relegados de sus cargos y los suplieran elementos de la policía federal, estatal y gendarmería.

Por su parte, el titular de Seguridad municipal reconoció que dentro de la corporación había un foco rojo tremendo de corrupción de todos los policías, pero aseguró que desde que tomó el mando terminaron con esa situación, al menos en el sentido de la cadena de mando, los policías que fueron retirados de las calles realizan trabajos administrativos hasta que sean liquidados.

Finalmente, dijo que seguirán trabajando de esa manera y los elementos que hagan acciones negativas y tengan indicios y pruebas contra ellos no van a proteger a nadie.