CHILPANCINGO, Gro., 15 junio de 2017.- El secretario de Finanzas del Ayuntamiento de Chilpancingo, Héctor Avilés García responsabilizó a los trabajadores de la alcaldía que están en paro, de retrasar el pago de sueldo de otros empleados debido a la toma del Palacio Municipal.

En entrevista, Avilés García señaló que la administración municipal necesita un promedio de 48 horas para hacer movimientos de nómina para tres mil 500 trabajadores, incluidos los paristas, además de gente de lista de raya.

En este sentido, el secretario aseveró que esto no ha sido posible debido a que desde este martes, trabajadores de la Sección 28 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) tomaron el Ayuntamiento para exigir un aumento laboral.

El funcionario municipal llamó a los líderes sindicales a que acepten el ofrecimiento que ha hecho el alcalde Marco Antonio Leyva Mena de otorgar el ocho por ciento de aumento al sueldo base y 10 por ciento en prestaciones, con el fin de que les permitan laborar y que otros empleados que no están en paro puedan cobrar esta quincena de junio.