CIUDAD DE MÉXICO.,  5 de enero de 2019.- Desde hace 12 años el Palacio Postal ha sido el depositario de la correspondencia  de Santa Claus y los Reyes Magos, pues cada año miles de niños dejan en sus buzones especiales las cartas dirigidas a estos personajes.

A un día del cierre, el taller navideño ya reporta más de 16 mil cartas, y se esperan 10 mil más, pues el año pasado se recibieron 26 mil postales.

La dinámica del taller consiste en adquirir un kit, con valor de 11 pesos, que contiene un sobre, un timbre y una hoja para escribir o dibujar. Luego, los niños acompañados de sus padres se ubican en alguna de las 12 mesas instaladas en el establecimiento en la calle Tacuba, donde encuentran crayones y plumas para plasmar sobre el papel sus peticiones de este año.

Al final los visitantes tienen la oportunidad de tomarse una fotografía con los Reyes Magos y luego depositar sus cartas en alguno de los seis buzones. Fuera del precio del kit, la actividad es totalmente gratuita.

“Mi recorrido fue cuando pasé a escribir mi carta, después me tomé mi foto con los Reyes (…) les pedí una playa móvil, unos tenis que prenden, un turista y que mi tío Arturo se recupere porque está en el hospital”, dijo Amari Durán, quien junto a su madre acudió por primera vez a entregar su carta en el Palacio Postal.

La organización de esta actividad se encuentra a cargo del personal del lugar, semanas previas al inicio del taller se les invita a que formen parte. Algunos se encargan de la logística y otros son quienes personifican a los simbólicos personajes navideños, todo sin recibir un incremento en su sueldo.

Más información en Quadratín México.