MORELIA, Mich., 15 de octubre de 2019.- En medio de un silencio sepulcral, apenas con leves llantos que destacaron entre la muchedumbre, uno a uno arribaron a la sede de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Michoacán los féretros de los 13 policías abatidos, este lunes, en la comunidad de Aguililla.

Cadetes, oficiales y tropa en general acompañan a los deudos de quienes en vida apostaron por el retorno de la seguridad en Michoacán, pero que por asares del destino cayeron muertos por las balas asesinas de un comando del Cartel Jalisco Nueva Generación.

El gobernador del estado, Silvano Aureoles, junto con el titular de la SSP, Israel Patrón, encabezaron el homenaje póstumo a las víctimas de lo que se considera el peor atentado contra las instituciones del estado en la historia reciente.

“Tengan la seguridad de que personalmente me voy a encargar… Michoacán no es la vileza que ayer atestiguamos”, dijo el mandatario michoacano.

La nota completa aquí.