ACAPULCO, Gro., 13 de agosto de 2019.- Un juez de control vinculó este martes a proceso a Rosario Robles Berlanga y le ordenó prisión preventiva por los delitos de ejercicio indebido del servicio público, uno cometido cuando fue secretaria de Desarrollo Social (Sedesol) y otro cuando fue titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

De acuerdo con El Financiero, la prisión preventiva deberá ser cumplida en el penal de Santa Martha Acatitla, para evitar una posible fuga, durante los dos meses que dure la investigación complementaria.

Al borde del llanto, la ex funcionaria pidió al juez tomar en cuenta su disposición de comparecer a la audiencia de vinculación el jueves y su continuación el lunes, para que se le permita seguir el proceso en libertad.

De acuerdo con Excélsior, durante la misma audiencia, Robles Berlanga involucró al ex presidente Enrique Peña Nieto, a quien dijo que le informó a través de la línea privada del teléfono rojo sobre las supuestas irregularidades encontradas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El ex candidato presidencial José Antonio Meade también habría salido raspado durante dicha audiencia, pues uno de los puntos torales del abogado de Robles Berlanga fue que cuando la ASF informó sobre los supuestos contratos irregulares en Sedesol, su defendida ya no era titular de la dependencia, por lo que la omisión de la que se le acusa no recaería en ella.

Su abogado, Julio Hernández Barros, confirmó a Ciro Gómez Leyva en Grupo Fórmula que Rosario Robles ya se encontraba esta mañana en el penal de Santa Martha Acatitla.