MORELIA, Mich., 21 de diciembre de 2019.- Gracias a la atención de las demandas, los maestros ya no están en confrontación con el gobierno, enfatizó el presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien dijo las nuevas relaciones con el magisterio nacional abrirán la puerta a la mejora del proceso educativo.

En el marco de su gira de trabajo por Los Azufres, donde puso en marcha la unidad 18 de la planta geotermoeléctrica, el titular del Ejecutivo federal resaltó que su gobierno entró al apoyo de la administración del perredista, Silvano Aureoles, para que no faltara dinero para el salario de los maestros.

“Que no haya diferencia entre unos y otros”, puntualizó el tabasqueño, en alusión a que a los maestros estatales se les aplazaba el pago por la falta de recursos y el déficit del sector educativo, ubicado cerca de los seis mil millones de pesos anuales.

Ahí, López Obrador dijo que su gobierno no sataniza ni culpa al maestro por los malos resultados en materia educativa en el país, y recordó que por ello se dio marcha atrás a la Reforma Educativa.

La nota completa aquí.