ACAPULCO, Gro., 6 de enero de 2019.- La alcaldesa Adela Román Ocampo informó que se redoblarán esfuerzos y se ampliará la presencia de policías, luego de la ola de violencia del sábado en la que hubo siete muertos.

En entrevista en un restaurante del puerto, reconoció que los hechos han sido en las mismas zonas, aunque en el caso ocurrido en el Zócalo que dejó un muerto y un herido, sostuvo que fue un ataque directo contra un vendedor de tacos.

“La Fiscalía tendrá que dar la información del cuál fue el móvil, nosotros con la seguridad y la Fiscalía con la investigación del delito”, expresó.

Por otra parte, anunció que se harán algunas reformas sustanciales en los reglamentos del Ayuntamiento, principalmente en el de Tránsito y en el de Comercio, después de varios problemas en el periodo vacacional.

 Entre ellos, explicó que se someterá a consideración del Cabildo que ya no puedan circular dos hombres en una sola motocicleta, además que los cascos tendrán que traer el número de placa en la parte de enfrente y de atrás. No obstante, aseveró que los policías viales tendrán que aplicar su criterio para las infracciones, porque algunos padres las usan como medio de transporte para llevar a sus hijos a las escuelas.

En el caso de los comercios con licencia, buscará que todos cuenten con cámara de vigilancia y que éstas estén conectadas al C-4 y después al C-5, para que en caso de cualquier hecho violento acudan inmediatamente los efectivos de seguridad.    

De la situación con las calandrias, sostuvo que ya se platica con el secretario del Ayuntamiento Ernesto Manzano Rodríguez para convocar a la comisión, así como a todos los calandrieros. “Hay una ley que está por encima del ser humano y que lo hace por respeto a los animales, vamos a buscar las formas de poder ayudarles sin que se lesione su economía”.