CHILAPA, Gro., 3 de febrero de 2020.- El gobernador Héctor Astudillo Flores declaró esta mañana en el pueblo de Alcozacán, que se buscará a los responsables que han cometido crímenes en esta región y se les aplicará la ley.

Lo anterior, durante su mensaje que emitió ante pobladores indígenas de Alcozacán e integrantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Pueblos Fundadores (CRAC-PF), quienes el pasado 17 de enero, perdieron a 10 músicos indígenas, debido a que fueron asesinados por un grupo armado.

Acompañado de los secretarios de Salud, Carlos de la Peña Pintos; de Desarrollo Social, Mario Moreno Arcos;  de Educación, Arturo Salgado Urióstegui; y de la Mujer, Maira Martínez Pineda, el gobernador hizo entrega de  proyectos como molinos de maíz, máquinas de coser, así como instrumentos musicales.

En su intervención, Astudillo Flores llamó a los coordinadores de la CRAC-PF y representantes de los 16 pueblos a mantener la paz. “Que haya paz entre los pueblos, que haya paz y tranquilidad. Iré a otros pueblos y también les voy a pedir lo mismo”, indicó.

En esta comunidad, se mencionó que comenzó la construcción de 23 casas, de las cuales algunas serán para las familias de los 10 músicos asesinados el pasado 17 de enero.

También se prometió establecer proyectos como Un Cuarto Más por parte de la Sedesol, actas por parte del Registro Civil, talleres de música por parte de la Secretaría de Asuntos Indígenas, así como cursos y eventos deportivos por parte de la Semujer y la Sejuve.