ACAPULCO, Gro., 15 de agosto 2016.- Ex integrantes del Movimiento Estudiantil Kiosko confrontaron a dirigentes y actuales miembros del movimiento en el Ayuntamiento porteño.

Aproximadamente a mediodía, 22 jóvenes desertores llegaron a las escalinatas de Palacio Municipal donde se encontraba Scarlett Martínez, hija de la dirigente Margarita Martínez  junto a ocho de los 10 jóvenes de nuevo ingreso, quienes el pasado viernes informaron que reactivarían sus actividades, en busca de un lugar en la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro).

Ahí, los ex integrantes señalaron que Margarita Martínez aseguró que varios de los jóvenes que conformaron la pasada generación del movimiento están dentro de la Uagro. No obstante, éstos aseguraron que esto no es cierto.

Asimismo le pidieron a Scarlett Martínez que les regrese la lona con la que realizaban sus marchas, ya que fue hecha con recursos económicos de los ex miembros.

En entrevista para Quadratín, el ex integrante del movimiento, Maximino Navarrete Patrón denunció que la líder les pidió un aproximado de 40 mil pesos para poder ingresarlos en la máxima casa de estudios y para el papeleo de los trámites y otros conceptos jurídicos.

Cerca de las 13:00 horas, ambos grupos se retiraron sin presentar mayores incidentes.