CHILPANCINGO, Gro., 1 de febrero de 2017.- El gobernador Héctor Astudillo Flores se deslindó del problema de la basura que persiste en Chilpancingo, ya que aseguró es un tema local que debe resolver el gobierno municipal que encabeza Marco Antonio Leyva Mena.

Esta mañana, al culminar un evento en Casa Guerrero con integrantes de clubes de guerrerenses en Estados Unidos, a Astudillo Flores se le consultó sobre el problema de la basura que se ha salido de control en esta semana y el Zócalo capitalino que ha sido utilizado como almacén.

Ante ello, el gobernador indicó que él ha coadyuvado para solucionar este conflicto, y expresó que lo que está sucediendo “es un tema local”, porque el gobierno del estado ya apoyó con recursos y con pláticas.