CHILAPA, Gro., 11 de junio de 2016.- El conflicto entre las comunidades San Jerónimo Palantla y Rincón de Chautla, ambas del municipio de Chilapa, resurgió por la disputa del control de la seguridad en la primera comunidad.

Esta mañana un grupo de pobladores de San Jerónimo, quienes afirmaron que el pasado 19 de mayo conformaron su Policía Comunitaria adscrita a la casa de justicia de Espino Blanco, Malinaltepec, detuvieron  a 13 vecinos de la misma comunidad, a quienes señalaron de ser integrantes de la Policía Comunitaria de Rincón de Chautla y responsables de al menos 13 homicidios en un año.

El conflicto entre ambas comunidades se deriva por la disputa de tierras que data desde hace más de 50 años, pero a finales del 2014 ese conflicto pasó a segundo plano. En agosto del 2014, varias comunidades de Chilapa y José Joaquín de Herrera conformaron su Policía Comunitaria y se sumaron a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias- Policía Comunitaria de los Pueblos Fundadores (CRAC-PC-PF) con casa de justicia en Rincón de Chautla,  para protegerse de un grupo delictivo que operaba en San Jerónimo

Durante la conformación de dicha Policía, se invitó a la población de San Jerónimo a integrarse pero el entonces comisario Alfonso Orgín Calvario y un grupo de ciudadanos se opusieron al proyecto de la CRAC-PC-PF.

En febrero del 2015, los habitantes de la comunidad de San Jerónimo se enfrentaron a balazos con los comunitarios de Rincón de Chautla, porque esta corporación acudió al poblado a liberar al ahora extinto Isaac Xochitempa, quien fue detenido por el entonces comisario Alfonso Orgín Calvario. En ese enfrentamiento perdieron la vida cinco personas.

El 11 de febrero, el grupo de Alfonso Orgín y policías comunitarios acordaron un pacto de conciliación en el que se comprometieron a no agredirse. Dicho acuerdo fue testificado por el mayor de Infantería de Ejército, Carlos López López; el teniente de Infantería, Rubén García López; y la entonces síndica de Chilapa, Flavia García García, hoy diputada local del PRI.

En esa ocasión, la Policía de Rincón de Chautla acusó a Alfonso Orgín de haber sido sorprendido en un cultivo de amapola y tener nexos con la delincuencia, por lo que fue detenido y reeducado durante tres meses.

Este sábado, los habitantes indígenas nahuas de San Jerónimo detuvieron a 13 vecinos, entre ellos algunos menores de edad, acusándolos que ser responsables de al menos 13 homicidios. En el operativo iba Alfonso Orgín, ahora como policía comunitario.  Los detenidos fueron trasladados a la casa de justicia de Espino Blanco, según dijo el comandante de la recién creada policía de San Jerónimo, Constantino Calvario.

El actual comisario de San Jerónimo, Francisco Chautla, señaló que en su comunidad los ciudadanos se han organizado en una Policía Comunitaria para defenderse ante los últimos actos delictivos y acusó que en esa localidad operaban integrantes de la policía de Rincón de Chautla.

San Jerónimo Palantla es una comunidad netamente indígena, de donde es originario el vestido tradicional de colores, que identifica a los pueblos indígenas nahuas del estado. Esta comunidad  se localiza en medio del territorio  de disputa entre las células delictivas de Los Rojos y Los Ardillos, en el municipio de Chilapa, y colinda con las comunidades de Rincón de Chautla, Alcozacán, Xochitempa, Papaxtla, y Ahuixtla, entre otras.