ZIHUATANEJO, Gro., 26 de octubre de 2020.- El gobierno federal no ha dado respuesta a la petición de los gobiernos de Guerrero y Michoacán para que la franja costera de ambas entidades sea una Zona Libre Fronteriza o un Corredor Industrial, lo que se planteó luego de la cancelación de la Zona Económica Especial Puerto Unión.

El enlace del estado y ex director de la ZEE, Juan Antonio Reyes Pascasio indicó que no se han tenido avances a más de un año de que los dos gobiernos comenzaron la gestión ante la federación.

Recordó que a principios de 2019 se presentó información y documentación, la intención es que la costa guerrerense y la michoacana gocen de los beneficios de una Zona Libre Fronteriza, como lo son: un salario mínimo más elevado, IVA al ocho por ciento, gasolinas al precio de Estados Unidos y una baja del 20 por ciento al ISR.

Precisó que son dos las propuestas: una enfocada a la Zona Libre Fronteriza o de lo contrario otra a la creación de un Corredor Industrial, el cual además incluye al estado de Colima.

“Estamos esperando información o la respuesta del gobierno federal”, dijo. Guerrero y Michoacán hicieron la petición ante la federación a la par de otras entidades como Chiapas, Veracruz y Tabasco.

Este lunes por la mañana, el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer que se tiene el compromiso de que Quintana Roo y Chiapas gocen del beneficio de una Zona Libre Fronteriza.

Durante la conferencia de prensa, no dijo nada referente a Guerrero o Michoacán, quienes perdieron la oportunidad de detonar el desarrollo mediante la Zona Económica Especial Puerto Unión que incluía a los municipios de La Unión y Lázaro Cárdenas.