CHILAPA, Gro., 19 de abril de 2019.-  En este municipio, la conmemoración de la Semana Santa dedicada al litúrgico del cristianismo, sirvió para que la violencia generada por grupos delictivos tomara una pausa.

Chilapa, ubicado en la región Centro de Guerrero es, después de Taxco, donde la religión católica tiene un mayor arraigo.

A diferencia de Taxco, donde durante la Semana Santa se registraron tres hechos violentos: dos muertos el 14 y 16 de abril, así como la ubicación de una camioneta colisionada y abandonada este viernes.

En Chilapa, los grupos de la delincuencia respetaron la celebración de la Semana Santa. Este Viernes Santo se desarrollaron actividades religiosas y artísticas que escenificaron el Viacrucis de Jesús al Calvario.

Por parte de la Iglesia Católica, se desarrollaron Viacrucis al interior de la Catedral donde grupos de personas oraron en 14 estaciones. Además de una procesión de estatuas religiosas denominada el Encuentro de María con Jesús y la Muerte de Jesús en la Cruz.

A las 19:00 horas, se espera la Procesión del Silencio que será encabezada por el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza.

Por otra parte, el Patronato de Semana Santa y el Ayuntamiento de Chilapa realizaron la escenificación bíblica de los 40 días de Jesucristo que inició el domingo 14 y terminó este viernes con la crucifixión y muerte de Jesús, con la participación de más de 100 personas por la calles de Chilapa.

La violencia e inseguridad que vive Chilapa desde 2014 ha provocado la disminución turística en estas fechas. Incluso el pasado 14 de abril, el obispo Salvador Rangel pidió a los grupos delictivos del estado una tregua para que en Semana Santa se pueda “respirar un poco de paz en Guerrero”.