ACAPULCO, Gro., 25 de marzo de 2018.- Los habitantes de los pueblos de Santa Cruz Yucucani y Juquila Yucucani, ubicados en la parte alta del municipio de Tlacoachistlahuaca, se dedican principalmente a la siembra de amapola. Aunque reconocen que es ilegal, aseguran que no tienen otra fuente de ingresos.

En reunión en la comisaría de Juquila Yucucani con efectivos del Ejército, que acudieron a esas comunidades a realizar labor social, el líder local Santiago Sánchez Ventura informó que aproximadamente mil 900 personas habitan en ese poblado y la mayoría siembra amapola, ya que por el abandono del gobierno, es la única forma que encuentran para sobrevivir.

“Cuánta gente se va del norte, se mueren allá, cuánta gente que se queda en el bote, cuánta gente que la mata gente del narco ahí en el camino, entonces quién va a apoyar (a las) mujeres viudas aquí y quien va a apoyar (a los) niños, por eso estamos sembrando para que crezcan los niños nada más”, dijo.

Indicó que mientras los proyectos productivos no llegan a esa región, el kilo de la planta se vende entre 5 mil y 8 mil pesos, y que los compradores siempre vienen de fuera.

“No estamos sembrando mucho de dos a tres hectáreas estamos sembrando de un poquito”, intervino una mujer, y agregó que los habitantes no quieren al Ejército en su comunidad, pues los soldados destruyen los plantíos.

“Por eso no queremos ni el guacho, no queremos nada, que se levanten de una vez ahorita, porque nosotros no queremos los soldados, nosotros mandamos aquí en nuestro pueblo”, expresó.

Indicó que lo que necesitan son doctores, parteras y un hospital, pues hay mucha gente enferma. En tanto Sánchez Ventura dijo que requieren carreteras, escuelas y apoyo económico para viudas y sus hijos.