CIUDAD DE MÉXICO, 21 de marzo de 2019.- En un día histórico, el Pleno del Senado de la República aprobó por unanimidad de 118 votos establecer como requisito tener cumplida la mayoría de edad, es decir 18 años, para casarse, y con ello derogar las disposiciones vigentes en materia de matrimonio infantil.

El dictamen de las comisiones unidas Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, Estudios Legislativos, Segunda, y Justicia, reforma el Código Civil federal en 44 artículos, para armonizarlo con lo que ya dispone la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, así como los tratados internacionales en la materia.

Al fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, Josefina Vázquez Mota, citó el siguiente testimonio:

“Me casé cuando tenía quince años. Me obligaron a casarme porque mi familia y yo de 10 personas compartíamos una casa muy pequeña con sólo dos habitaciones. Fue un día lleno de lágrimas y tristeza, más que de alegría. Yo quería estudiar Medicina en la universidad y llegar a ser doctora, dejé el colegio sin terminar el curso; todo quedó destruido”.

En presencia de representantes de la sociedad civil Save the Children, Unicef, Juconi, A.C., World Vision y del Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, señaló que en matrimonio infantil no es exclusivo de México, pues en el mundo 15 millones de niñas son casadas cada año, lo que significa 28 niñas cada minuto y una niña cada 2 segundos.

La información completa aquí.