CERRITOS, SLP., 19 de julio de 2019.- El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dijo en referencia al Hospital General de Rioverde, que analizarán concluirlo porque es uno de los 300 hospitales y clínicas que dejaron en el abandono, que representan un cementerio a la corrupción.

“Nos dejaron un tiradero de obras inconclusas, por la corrupción por el contratismo, el moche a funcionarios y sin planeación”, argumentó.

A estas obras “le vamos a meter dinero bueno al malo” y expresó que si los terminan mejor, pero que no se va a derrochar el presupuesto.

La nota aquí.