CIUDAD DE MÉXICO, 1 de diciembre de 2020. — A pesar de los grandes avances logrados en los últimos años, el reporte de progreso de las metas parciales del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) advierten que no se cumplirán este año. 

Al cierre del año pasado, ONUSIDA cuenta con las siguientes cifras: el 81 por ciento de las personas que viven con el VIH conocen su estado; entre las personas que conocen su estado, el 82 por ciento tienen acceso al tratamiento; entre las personas que tienen acceso al tratamiento, el 88 por ciento han logrado la supresión viral; y, de toda la gente que vive con VIH, el 81 por ciento conocen su estado, el 67 por ciento tienen acceso al tratamiento y el 59 por ciento tienen una carga viral indetectable.

Con respecto al cumplimiento de estas metas en México, el Informe nacional del monitoreo de compromisos y objetivos ampliados para poner fin al Sida 2019, de la Secretaría de Salud y Censida indica que: el 65 por ciento de las personas que viven con VIH conocen su estado serológico; el 61 por ciento reciben terapia antirretroviral; y, el 51 por ciento han alcanzado la supresión de carga viral.

Estas cifras dan cuenta de un fuerte rezago nacional en el cumplimiento de las metas 90-90-90, el cual ha contribuido al incumplimiento de las metas a nivel global. 

Con el objetivo de coordinar las acciones globales para enfrentar la epidemia de VIH/Sida, la meta 3.3 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 es que para el año 2030 se ponga fin a las epidemias del SIDA, la tuberculosis, la malaria y las enfermedades tropicales desatendidas y combatir la hepatitis, las enfermedades transmitidas por el agua y otras enfermedades transmisibles.

A fin de avanzar gradualmente en el cumplimiento de dicha meta final, ONUSIDA estableció tres metas parciales que deben ser cumplidas en el año 2020: Que el 90 por ciento de las personas que viven con el VIH conozcan su estado serológico respecto al VIH; que el 90 por ciento de las personas diagnosticadas con el VIH reciban terapia antirretroviral continuada; y, que el 90 por ciento de las personas que reciben terapia antirretroviral tengan supresión viral.

Afectaciones al VIH/Sida para enfrentar la pandemia Covid 19

Adicionalmente, la pandemia de Covid 19 trajo afectaciones imprevistas para la atención del VIH/Sida, tanto para las personas que están bajo terapia antirretroviral como para las que no.

De acuerdo con la información para personas que viven con VIH frente a la pandemia de Covid 19, el Gobierno de México indica que hasta este momento no existe evidencia científica que haya mostrado que exista un riesgo particularmente diferente de padecer el coronavirus para las personas que viven con VIH. 

Sin embargo, al igual que el resto de la población, las personas que viven con VIH pueden tener otras enfermedades o condiciones que las hagan más susceptibles de contraer el virus SARS-CoV-2, entre ellas, hipertensión arterial sistémica, diabetes, obesidad, enfermedades pulmonares crónicas y cardiopatía isquémica.

Por otra parte, ONUSIDA advierte que el confinamiento y el cierre de fronteras han afectado la producción, distribución y suministro de medicamentos antirretrovirales utilizados para el tratamiento. Como resultado, estima que el precio final de los medicamentos antirretrovirales exportados desde la India podría aumentar entre un 10 por ciento y un 25 por ciento con respecto al precio normal.

Lo anterior traería como consecuencias alarmantes, pues una interrupción completa de seis meses en el tratamiento del VIH podría provocar más de 500 mil muertes adicionales por enfermedades relacionadas con el Sida. 

De igual modo, estima que una interrupción de seis meses en los servicios de prevención de la transmisión materno infantil del VIH conllevaría un aumento de hasta 162 por ciento en las nuevas infecciones por el VIH en niños de diversos países africanos.

En el caso de México, hasta el 30 de junio de 2020 se registraron 234 quejas por falta de tratamiento contra VIH durante la pandemia y médicos adscritos a hospitales del IMSS e Issste aseguraron que las consultas externas están paradas hasta en un 60 por ciento.

Sigue la nota en Quadratín México.