ACAPULCO, Gro., 14 de mayo de 2017.- El vocero de seguridad, Roberto Álvarez Heredia informó que en la operación en la Tierra Caliente hasta el momento han sido retirados 14 bloqueos carreteros, 144 vehículos utilizados por la delincuencia para impedir el paso y detuvieron a una persona.

En Casa Guerrero, acompañado del gobernador Héctor Astudillo Flores, Álvarez Heredia indicó que efectivos del Ejército, la Policía Federal y Estatal asumieron labores para restablecer el orden y dar seguridad a la población, “sin que al momento se hayan registrado muestras de inconformidad, salvo las acciones de los grupos delictivos para tratar de impedir la labor de las fuerzas del orden”.

Detalló que en estos bloqueos, los miembros de la delincuencia incendiaron 8 autobuses, 14 camionetas de 3.5 toneladas, un tráiler, 4 camionetas tipo torton, una grúa y un vehículo  particular, además de que se encontraron abandonados 3 autobuses, 46 vehículos de pasajeros tipo Urvan, 38 taxis, 5 tráileres, 18 camionetas tipo torton cerradas, dos camiones y tres vehículos de volteo también utilizados por estos grupos para el bloqueo de carreteras.

Asimismo expresó que los vehículos quemados durante los bloqueos, fueron retirados por grúas y están siendo trasladados a los corralones, donde quedaron a disposición de quienes acrediten su legítima propiedad. No obstante, concesionarios del servicio de grúas en la región se han negado a prestar el uso de los mismos, al igual que algunas concesionarias de estaciones de gasolina negaron la venta de combustible a las fuerzas del orden, ante lo cual se iniciaron diversas carpetas de investigación.

El vocero puntualizó que se detuvo a una persona, presunto integrante de una banda de la delincuencia, quien, junto a otros individuos, se trasladaba a bordo de una camioneta Pick-Up, adelante del contingente policial, deteniendo e incendiando vehículos para cerrar el paso de carreteras, por lo cual fue trasladado a Chilpancingo para someterlo a proceso.

Aseguró que San Miguel Totolapan se encuentra en calma después de que el gobierno federal y estatal asumiera el control de la seguridad del municipio, “reitero que la información que tenemos de San Miguel Totolapan, es que todo está en orden”.

De acuerdo con las primeras investigaciones, la Fiscalía General del Estado (FGE) concluyó que los vehículos fueron incendiados directamente por los delincuentes y se estableció que en las acciones de violentas participaron integrantes del grupo delictivo La Familia Michoacana y de Los Tequileros.

Sobre la agresión a reporteros, entre los que se encontraba uno de Quadratín Guerrero, sostuvo que desde el momento que se conocieron los hechos, se activaron mecanismos de búsqueda y localización con vida.

Explicó que la Secretaría de Protección Civil del Estado movilizó dos vehículos: el primero partió de Iguala hacia Teloloapan y el otro de Teloloapan hacia a Iguala y se alertaron, a través de la Secretaría de Salud, a todos los hospitales como  acto de prevención si fuese necesario con acciones de atención médica inmediata.

“Al saber que, por sus propios medios, habían llegado a Chilpancingo, autoridades federales, estatales y de la Comisión Estatal de Derechos Humanos se entrevistaron con ellos para ofrecer su apoyo y activar mecanismos de protección a periodistas”, enfatizó y expuso que se presume que son integrantes de La Familia Michoacana.

Roberto Álvarez destacó que Astudillo Flores hizo contacto con los reporteros para solidarizarse con ellos directamente y ofrecer el apoyo de su gobierno.

Agregó: “Las acciones desarrolladas por las instituciones de seguridad federal y estatal contra la reacción de la delincuencia continuarán hasta restablecer la legalidad y el orden en su totalidad y detener a los responsables de la violencia que ha victimizado a la población desde hace varios años”.

Sobre los hechos acontecidos en la comunidad de Mohoneras y Tierra Colorada, el vocero informó que la Fiscalía investiga los hechos para proceder en contra de los autores materiales del homicidio cometido en contra de un agente de la Policía Investigadora Ministerial, un joven de 21 años y un integrante de la UPOEG.

Remarcó que la Fiscalía, la Policía Federal, la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría General de Gobierno le dieron puntual seguimiento a estos hechos para evitar mayores confrontaciones entre los grupos que mantienen una rivalidad por el territorio.

“Ninguno de los dos grupos está considerado dentro de la Ley 701 de Cultura, Derechos y Reconocimiento de los Pueblos Indígenas del Estado. Se procederá contra quienes resulten responsables”, concluyó.