MALINALTEPEC, Gro., 15 de abril de 2014.- Durante el XIII Foro en Defensa del Territorio, en contra de la reserva de la biosfera, la minería y la certificación de áreas naturales protegidas en la Montaña de Guerrero, autoridades comunitarias y agrarias acordaron buscar un frente común para la entrega conjunta de actas de rechazo contra mega proyectos que afecten a la región.

El foro se realizó el sábado 12 en el auditorio de la Universidad Intercultural del Estado de Guerrero (UIEG), que cuenta con nuevo rector, luego de que pobladores de comunidades cercanas exigieran la destitución de Rafael Aréstegui por haber firmado un convenio de colaboración con Semaren y Conanp para la promoción de la instauración de una reserva de la biosfera en un polígono de la Montaña.

En el foro informaron que el Gobierno Mexicano oferta a México como el país donde los empresarios tienen mayor oportunidad de inversión minera y muestra en Internet las concesiones mineras que han sido otorgadas sin que la mayoría de los pueblos sepan de tales operaciones.

Los académicos Juan Oropeza y Cristina Hernández señalaron que dentro del sistema de administración minera se observan mapas con los polígonos propensos a la exploración y explotación

minera. Con rentas que fluctuan entre los 5 a los 101 pesos bimestrales, de 2007 a 2011 se inició un proceso de entrega de concesiones válidas por 50 años, es decir hasta 2058 y 2062, renovables otros 50 años.

En otra participación, un investigador detalló que los pueblos indígenas deben recurrir al derecho agrario en diversos frentes además de estar alertas y buscar la manera de rechazar a los programas gubernamentales que facilitan la expropiación del territorio.

Detalló que en el caso de los certificados de Áreas Voluntarias Destinadas a Conservación (AVDC), destinadas a la prestación de servicios ambientales a cambio de un pago, representan un riesgo aún mayor que las Áreas Naturales Protegidas promovidas por el proyecto Manejo Integrado de Ecosistemas (MIE) desde hace más de una década, por que son tendientes a cumplir una función de interés público, por lo que son expropiables.

En cuanto al proyecto de la Reserva de la biosfera, la Semarnat a través de un oficio respondió a autoridades agrarias que el proyecto estaba suspendido, más no cancelado, alertó el docente que agregó que los pueblos deben establecer con claridad candados legales para el rechazo al parcelamiento de tierra y la minería.

Sobre el derecho a la consulta a los pueblos indígenas establecido en el Convenio 169 de la OIT, el investigador refirió que la Secretaría de Energía respondió mediante oficio que no acatan tales lineamientos porque el convenio no tiene una ley vinculante por lo cual sólo obedecen a la Ley Minera.

En la Montaña son tres los núcleos comunales que han registrado actas de rechazo a la minera en el Registro Agrario Nacional; Zapotitlán Tablas, Zitlaltepec, San Miguel el Progreso. Después de tales registros en el RAN comenzaron las trabas y el rechazo a validar tales documentos agrarios por lo cual asistentes al foro acordaron buscar una estrategia para ir en conjunto a entregar la decisión concensada, de rechazo a la minería en la Montaña.

Trabajan silenciosamente las mineras

Desde 2010 cuando a las instalaciones de la casa de justicia de San Luis Acatlán de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias Policía Comunitaria (CRAC-PC) llegaron representantes de mineras canadienses a avisar de procesos de exploración -los cuales fueron rechazados por la institución comunitaria que inició una campaña contra la instauración de minería a cielo abierto- los trabajos de las compañías han sido sigilosos y pausados.

En lugares como Totomixtlahuaca si bien no acudieron ya extranjeros, a finales del año pasado dos ingenieros mexicanos que dijeron pertenecer a la UNAM solicitaron a los habitantes de dicho pueblo pensar en las posibilidades de “progreso” que conllevaría los permisos de explotación minera, la asamblea los invitó a abandonar el poblado.

Durante el foro, Inocencio Navarro Solano, comisariado de Bienes Comunales de Malinaltepec informó al reportero que un taxista dio aviso de dos sujetos altos de piel blanca que se retiraron de la comunidad de Ojo de Agua después de acudir a una parte del bosque durante la fiesta del primer viernes de cuaresma.

Al investigar, campesinos me´phaa encontraron una placa de loza de casi dos metros de profundidad y ochenta centímetros de ancho la cual fue instalada “por las mineras para ir midiendo el terreno o hacer no sabemos que pruebas”, detalló Navarro Solano.

El comisariado de bienes comunales de Iliatenco recordó que las mineras acudieron hace un año con sus permisos de exploración y se les pidió que se retiraran, “La minería significa muerte, ahora sin ofender nosotros les pedimos a los paisanos de Paraje Montero que no firmen otro permisos de exploración”, señaló la autoridad agraria en referencia a la autorización que dio en 2010 la comunidad de Paraje Montero para la exploración por parte de una empresa minera.

En la región existen diversas concesiones y proyectos como el denominado Corazón de Tinieblas que afectaría los municipios de Acatepec, Tlacoapa, Malinaltepec, otra con el nombre de Tojo Rojo en Malinaltepec, además de Zapotitlán Tablas siendo la minera Hotzchild la que ha comprado 37 mil hectáreas.

También hay concesiones en otros municipios como Atlixtac, Olinalá, Cualac, Cochoapa el Grande, Metlatónoc. Además, existe una estrategia promovida por la Procuraduría Agraria para acrecentar la propiedad privada no comunal y así dar paso a la inversión pública minera.

A la reunión que inició con la bendición de un ritual con copal y cuatro veladoras custodiando cuatro puntos del auditorio asentado en un terreno donado por La Ciénega, acudieron poco más de 60 autoridades entre comisarios municipales, delegados así como comisariados de bienes comunales o ejidales.