CHILPANCINGO, Gro., 30 de abril de 2019.- El secretario de Medio Ambiente de Guerrero, Arturo Álvarez Angli, informó que los sistemas de monitoreo de la calidad del aire no funcionan, por lo que no se puede emitir un dictamen técnico con respecto a la situación en Chilpancingo.

El recién nombrado titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren), detalló que esa dependencia cuenta con dos sistemas, uno fijo y uno móvil; el primero de estos está en Acapulco y el móvil pasa la mayor parte en Chilpancingo, pero no funciona.

Indicó que, de acuerdo con la información que tuvo al recibir la dependencia, ya se hizo el procedimiento para la reparación, pero no quedaron al 100 por ciento, pues al ponerse en marcha tuvo otras fallas que ya están en proceso de reparación.

Dijo que, por ello, para medir la calidad del aire en la capital no se pueden basar en datos de un equipo que no están a la perfección o calibrados.

Con respecto al decreto de contingencia ambiental emitida por el Ayuntamiento de Chilpancingo, el secretario dijo que de parte de las dependencias estatales no se ha emitido ninguna recomendación, sin embargo, dijo que el gobierno municipal tiene facultades para tomar medidas y emitir recomendaciones para garantizar la integridad de sus ciudadanos.

Dijo que no podría acusar de alarmista al presidente municipal, Antonio Gaspar Beltrán, pues cualquier medida que se tome para proteger siempre será correcta, aunque pueda parecer exagerada.

Hasta el momento, indicó, no se conoce la composición de la fuente contaminante, pues no es lo mismo hablar de bruma por vapores e incendios que el smog causado por combustibles o fuentes tóxicas.

“En Chilpancingo no hay riesgo inminente para la salud de nadie, si bien es cierto, es mejor prevenir y evitar actividades a cielo abierto, al air libre, por la cantidad de sólidos que pudieran existir en suspensión o incluso por el tema de las cenizas que pudieran estar en el ambiente, la realidad es que no creo yo, sin ser un experto en ese tema, no creo que eso ponga en riesgo inminente y alto la salud de nadie”, expresó.